El Factor Tacu-Tacu

Acababa de ganar un concurso de historieta y me sentía importante. Bueno, tanto como puede sentirse un mocoso de 17 en zapatos que la verdad, le quedaban grandes. Por ese concurso a veces recibía llamadas de gente que buscaba historietistas. Eran épocas extrañas; una de esas llamadas fue para hacer un corto en video, uno de cuyos personajes era un dibujante. Sólo iba a ser el doble en la parte que salía la mano del personaje dibujando y para mi sorpresa, al verme el director dijo “oye, tienes cara de historietista!” Asi terminé como actor improvisado. De quinta clase.

Como dije, épocas extrañas.

Pero volvamos a Khan, puesto que para ahora ya deben tener una idea de cuanto me parezco al personaje (hacer el ridículo es tambien inevitable para mi). Otra de esas llamadas extrañas me llevó ante una pareja de hermanos ya mayores de edad con intenciones de sacar una revista para niños.
No se de donde sacaron la idea estúpida de que las historietas son para niños estúpidos. Pero les mostré lo que tenía de Khan (que hasta entonces eran sólo once o doce páginas y un esbozo de como iba a acabar) y les bastó. No tenia lisuras. No habia muertes. No tenia escenas sangrientas. Ni siquiera una escena dramatica que no fuera risible. Para ellos eso era = historieta para niños. Se suponía que iban a pagarme asi que no me importó.

Pasé los dos meses siguientes dibujando como poseído. Las afectuosas llamadas de “oye,¿cuando´acabas?” estaban menudeando cuando por fin, me presenté en la oficina de los tios con las 18 paginas terminadas y entregué lo que entonces era la obra de mi vida. Pasaron dos semanas antes que entendiera que ese había sido mi primer error. Tres semanas después, llenas de comunicaciones infructuosas casi había perdido la esperanza de recuperar mis originales. No sólo me habían apurado por gusto. No habían publicado nada. No iban a pagarme y encima no querían devolverme el material, con el temor de que intentara publicarlo en otra parte.

Asi que aproveché una llamada con malentendido para presentarme de nuevo en la oficina. Temí lo peor hasta que me abrió la empleada (osea que plata tenían, lo que les faltaba eran ganas de pagarme) quien le avisó a la mamá de ambos (Me cayó de sorpresa que tuvieran madre. Que aún la tuvieran me sorprendió aun más) La dichosa despistada progenitora no había recibido porsupuesto ningun mensaje de que yo iba a recojer mi historieta, sin embargo le pedi que revisara. Volvió al cabo de una eternidad diciendo “Encima del escritorio sólo estaban estos papeles, ¿estos son?”. Contestandole con un amable “¡¡SIESTOSONGRACIASEÑORA!!” se los arranqué de las manos, partiendo a la carrera. No me alcanzaron.

Asi aprendí mi primera lección del mundo real de la historieta: Jamás les des tus originales a nadie.

Mi preciado tesoro volvió a mi cajón y durmió el sueño de los justos hasta que conocí a Marcos Sanchez. El sujeto parecía inofensivo y emprendedor. Tenía una revista de artículos de manga llamada Manga Express. Y quería unas paginas de historieta. Primero publicó una historia corta mía llamada “La Ciudad Muda” Fue un desastre. La imprimió en tinta verde y por ahorrar espacio metió dos hojas de costado en cada página a un tamaño que la hacía casi ilegible. Pero se disculpó y como su revista manejaba un buen tiraje, se vendía como pan caliente y se distribuía en varios puntos del país, no me importó.

Entonces le mostré Khan (esta vez le pase unas buenas fotocopias…en buena hora porque como había previsto, desaparecieron en el trajín del montaje de la revista) y le encantó. Hizo mas espacio en la revista y se las ingenió para dividir mi historia en capítulos, que dejaban a la gente en ascuas mes tras mes. Yo mismo me sorprendí del efecto. Y me sorprendí más cuando me pagó por ella. Han despotricado mucho de Marcos, le han llamado de todo, lo mandaron a la quiebra con movidas legales e ilegales, hasta fue perseguido y prácticamente obligado a desaparecer. Y sin embargo, donde quiera que esté, para mí el fue y seguirá siendo una gran persona y el mas grande de todos los editores que conozco. Por que fue el único que me pagó el verdadero valor de mi trabajo. De hecho, prácticamente ha sido el único editor que me ha pagado por una historieta. Y una historieta que ha sido vista por más personas de las que han visto cualquier otro de mis trabajos… para mi verguenza.

Y he aquí el principal motivo de mi verguenza: Khan es en muchos aspectos una copia descarada de, ni siquiera un manga, sino un comic americano llamado Ninja High School, creado y dibujado por Ben Dunn. NHS Fue algo que descubrí con un amigo rebuscando en las revisterías del centro de lima. Como siempre, era sólo un saldo de ventas y no una colección completa. Apenas conseguimos unos seis números y un artículo que salió en una revista española. Pero nos dió ideas, pues andabamos perdidos en lo que respecta a hacer historietas de humor. Así aprendimos el recurso de la parodia descarada y la irreverencia total. Como entonces no sabía dibujar manga pero me gustaba lo que Ben hacía con su estilo, empecé a copiarlo todo: gestos, gags, etc. Mi disculpa es que entonces aún era difícil encontrar manga y este comic, aunque hecho por un americano, era lo más cómico que habíamos visto nunca.

Sin embargo el que compare ambas historietas, fuera del profesionalismo de Ben Dunn (que no era poco a pesar que en aquellas épocas aún cometía algunos errores de principante) encontrará una diferencia básica que es el espíritu que caracteriza a Khan. Yo lo llamo el factor tacu-tacu.

Es el hecho que las referencias a la cultura peruana la hacen tan cercana que desconcierta. Y es màs risible no porque los chistes sean buenos, sino porque suceden en el Perú. ¿Puedes acaso imaginarte una orden de Monjes Guerreros luchando contra abominables fuerzas del mal… en este país? ¿puedes hacerlo sin reirte? ¿y si estuvieran todos comiendo tacu-tacu? Debo agradecerle a este buen amigo, Ricardo Velazquez, muchos de los gags que puse aqui. Sin él probablemente hoy habría un retaco horrible menos en el mundo.

Obviamente me refiero a Khan, Ricardo es más… um, alto.

Bueno, a pesar de todo, Khan había gustado y Marcos me pidió mas. Pero yo ya no quería dibujar Khan. Estaba avergonzado por todo lo que puse arriba asi que sólo quedaba buscar otro dibujante. El primero fue Dennis Cabrera, a quien conocí en una proyección de anime. Inmediatamente nos pusimos a trabajar, pero hacía no mucho que Dennis había tenido un traspié con la primera historieta que había publicado por su cuenta, “Arcangel”. El angelito le había costado dinero que no era suyo y traicionado por los distribuidores, apareció un día en mi puerta con las pocas páginas que había avanzado, excusándose apenado por que su error lo iba a obligar a colgar los lápices para siempre.

Volvió a sacar una nueva versión de Arcángel un par de años mas tarde. Aún pienso que me hizo cholito y que todo el drama fué sólo para no tener ke dibujar mi wada, lo cual es comprensible: publicas tu propia revista ¿por que vas a dibujar la wada de otro? Yo habría hecho lo mismo…
Pero prefiero creer que fue sincero, que trabajó duramente para devolver el dinero que perdió y le fue tan bien que se animó a intentarlo de nuevo. Si lo piensan bien, lo mas posible es que ambas versiones sean ciertas. Dennis es un buen tipo, aparte de buen dibujante y narrador. Pero no dibuja wadas.

Sin embargo su ayuda fue suficiente para empezar a trazar lo que iba a ser la continuación de la saga: Khan y los caballeros del arroz. El Jak, investido con la armadura del arroz con pollo, intenta raptar nuevamente a la Jak. Khan lo detiene y entonces el Jak amenaza con llevar a cabo su plan: Destruir el mundo inundándolo con arroz y sobre èl preparar un aderezo nuevo. (Saint Seiya aun estaba en boga en esa epoca) José Medina, otro dibujante amigo mío tomó esta vez la posta, apoyándolo yo en las tintas. Llegó a terminar el primer capítulo y también tiró la toalla.

El proyecto parecía condenado a desaparecer hasta que un tercer dibujante apareció, Diego Vitteri. Con él probamos algo completamente nuevo y empezamos a trazar otra posible continuación de Khan, llamada SDF-San Vicente. Esta vez era en un futuro mas lejano en el que una enorme nave alienígena había caído… no, no sobre la isla macross, sino sobre San Vicente de Cañete. Hasta llegó a ser un proyecto de trilogía siendo los otros títulos SDF San Vicente Lovers Again y SDF-San Vicente-Plus.

Entonces nos cayó como agua fría la noticia de la desaparición de Manga Express.

Después del minuto de silencio, nos avocamos a otros proyectos… pero estaba siempre pendiente la continuación de la saga. Ya varios lectores con los que me había cruzado me habían animado a continuarla. Fue así que mientras colaboraba con La Inocente Hecatombe iba avanzando Khan Episodio uno, en el que mostraba la infancia de nuestro héroe y su entrenamiento como monje guerrero, añadiendo dos personajes al cast: Kaji Kosudo -el maestro de Khan- y Zeta, su siempre durmiente condiscípulo.

Tras algunas discusiones y mi salida de La Hecatombe el proyecto se quedó nuevamente colgado. Hasta ahora. ¿veremos entonces más del retaco horrible y su mancha? Solo puedo decirles que…¡el mundo necesita reir!¡El destino de la humanidad está sobre mis hombros y nada me va a detener!

Paulo Rivas

Anuncios

6 respuestas a El Factor Tacu-Tacu

  1. Wow…! fascinante historia! aunque tambien me pasa lo mismo a veces. Yo tambien dibujo, aunque no profesionalmente. Tuve la oportunidad de leer los 3 volumenes de Khan, y opino que deberías continuarla!, es un muy buen ejemplo para las demas generaciones (de frikis, otakus o demas gente sin o con quehacer).

    En lo personal, siempre contaras con el apoyo de todos, aunque parezcan demostrar lo contrario (la critica suempre es dura)
    Desearía en algun momento trabajar, al igual que tú, en una historieta (estoy trabajando en una desde hace algo de tiempo), y quien sabe, tal vez me puedas ayudar y si hay posibilidad, trabajar juntos, aunque por el momento no, porque aun estoy tratando de ingresar a la universidad.
    Bueno pues, eso fue todo. Hasta otra, monje guerrero, y nos vemos el prox. otakufest!

    • ¡Muchas gracias por leerme y por el comment Sebastian! La critica tiene su lado bueno y malo, el bueno es que -aunque duela- un comentario preciso nos ayuda a crecer y a exigirnos mas en nuestro trabajo. El malo es que lo mas usual es que quien lo suelta simplemente quiere hundirte y pasar por encima de tu ego para incrementar el suyo a costa de insultarte y llamar tu atención. Esas son la clase de críticas que no vale la pena escuchar. Como tampoco es bueno conformarse con opiniones aduladoras de tu trabajo y creerse la última chupada del mango por ello, ambos extremos me parecen muy malos.

      Espero que ingreses sin problemas a la universidad y que pronto tengas tiempo y calma como para dibujar lo que te guste. Cuando llegue ese momento estaré encantado de echarte una mano, porque de verdad es chevere ver como se va agrandando la comunidad y como van evolucionando las historias y los dibujantes. Gracias otra vez y nos vemos pronto!

  2. Ylenia Sangama dijo:

    Bien, desde aquí rindo mi homenaje a Marcos Sánchez y a la desaparecida Manga Express…

  3. Caleb dijo:

    Mucho gusto, en el último otakufest, el del 2013, pasé por la zona de cómics, una amiga se quedo comprando stickers y yo comencé a echarle un ojo a los trabajos sobre las mesas. inmediatamente me llamó la atención las carátulas de Macross y de 300, con todos los ejemplares sellados decidí luego de pensarlo un poco decidí aventurarme por primera vez al cómic de producción nacional, vaya sorpresa que me lleve con Khan, me ha gustado mucho y básicamente me ha hecho reir, una obra muy apreciable y que te invita a leer más de una vez, espero tener oportunidad de conseguir todos los ejemplares que ese día tuve a la mano y me arrepiento de no haberlos adquirido, espero sigas mejorando y esforzandote que solo así uno se acerca a la perfección y talvez algún día conocer al autor y col.. Saludos de mi parte y buenos deseos. Caleb

    • ¡Muchas gracias Caleb! Hacemos nuestros comics con cariño, es agradable ver que logramos transmitirlo al publico también. Y si, desde luego que queremos seguir mejorando y probar muchas nuevas técnicas e historias con las que esperamos podamos seguir sorprendiéndote. Con algo de suerte nos veremos en el próximo evento. ¡Saludos también!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s